TORRE DE BABEL – L’INICI DE LA DIVERSITAT LINGÜÍSTICA?

Inici: principi, origen i arrel d’alguna cosa. Les persones tenim el costum de sentir sempre la curiositat de saber com i quan van començar les coses; naturalesa humana, necessitat de saber. Òbviament tot té un inici, o principi, o naixement, digueu-li com vulgueu. Una de les preguntes que tots ens hem fet alguna vegada és la d’on ve la diversitat lingüística?

D’una banda tenim l’explicació científica però per l’altra la mitològica, que sempre és més entretinguda.

El que es coneix com a Torre de Babel sol ser un element bastant recurrent. El seu origen el trobem en un episodi relatat al principi del llibre del Gènesis de la Bíblia, seguint els relats de la creació del món.

El mite de Babel es redueix a la ira de Déu provocada per l’orgull dels homes, castigant-los d’una manera simple: que no s’entenguessin. Segons explica aquest relat, arreu del món es parlava una única llengua, i tothom es podia entendre. Explica el mite que els descendents de Noé van començar a viatjar des d’orient cap a occident quan a mig camí es van trobar amb una gran esplanada. Van decidir, llavors, edificar una gran ciutat amb una torre tan alta tan alta que toqués el cel, desafiant d’aquesta manera els límits terrenals. Déu, en veure el que es proposaven i que res no els impediria aconseguir el seu objectiu, va decidir confondre’ls fent-los parlar diferents idiomes perquè no es poguessin entendre entre ells. D’aquesta manera els descendents de Noé va arribar un moment en què no s’entenien, per tant, no podien treballar en equip.

És així com la torre de Babel va deixar de construir-se i la diversitat de llengües es va dispersar arreu del món. Curiosament el nom Babel només es menciona una vegada a la Bíblia, però avui en dia és el teló de fons de nombroses discussions sobre la diversitat de les llengües.

LA RESPONSABILITAT DEL TRADUCTOR-INTÈRPRET

                El traductor, o intèrpret, segons el cas, és una figura imprescindible en un món cada vegada més globalitzat. Qualsevol tipus de transacció entre països sol necessitar l’assistència d’un traductor-intèrpret, ja sigui per redactar la documentació i donar fe que tot el que s’entrega en l’altre idioma és fidel a l’original, com per traduir de forma oral, simultàniament, el que tècnicament coneixem com a interpretar, per fer que dues persones o més es puguin entendre.

                És en aquest punt on comptar amb un traductor professional, qualificat, és imprescindible. Els traductors comptem amb un codi deontològic i ètic que apliquem en tot moment. Quan jurem les traduccions (traductors habilitats pels ministeris d’exteriors de cada país), evidentment, donem fe que el que traduïm és idèntic al document original. Quan interpretem, no podem estampar un segell a les paraules, però és molt important tenir present que se segueix el mateix procediment, però de manera diferent. Mai es pot alterar el sentit del que s’està traduint, cal mantenir-se sempre i en tot moment fidel al discurs original. Sempre a l’ombra, solem passar inadvertits. Però un intèrpret és una figura clau en cimeres, congressos, festivals, negociacions, judicis, i, fins i tot, en operacions quirúrgiques. És bàsic estar al dia del que passa al món, tenir un camp d’especialització: no és el mateix un intèrpret mèdic que un intèrpret jurídic.

                Pel que fa a les traduccions escrites, deixant de banda les traduccions jurades en què, directament amb el seu segell i signatura, el traductor es responsabilitza del seu contingut, les traduccions de qualsevol altre tipus de document també han de passar un control de qualitat. L’any 2006, el Comitè Europeu de Normalització (CEN) va aprovar la norma UNE-EN 15038:2006, específica per a serveis de traducció, i que certifica la qualitat del procés de traducció. Aquesta norma ha evolucionat en la UNE-EN ISO 17100:2015, vigent des del mes de novembre. És a dir, entre d’altres aspectes a valorar, tota traducció ha d’estar traduïda per un professional de la traducció i revisada per un segon professional amb les mateixes competències lingüístiques que el primer. A més, estableix la precisió de les competències professionals de cadascun dels participants en el procés de traducció, principalment traductors, revisors, correctors de concepte i gestors de projectes.

Sempre al dia, adaptant-nos a la realitat d’un món que evoluciona molt ràpidament, tant tecnològica com conceptualment, els traductors-intèrprets vetllem perquè l’idioma no sigui una barrera, perquè el món lingüísticament s’entengui.

TRADICIONES DE FIN DE AÑO

En España… las doce uvas. ¿Y en el resto del mundo? El planeta está lleno de tradiciones curiosas y quizá poco conocidas.

1. UVAS DE LA SUERTE
La tradición de Nochevieja más seguida en España es comer doce uvas acompañando las doce campanadas que anuncian la llegada del nuevo año. El origen de esta práctica se remonta 103 primaveras atrás, cuando en 1909 hubo un excedente de cosecha y en las casas se aprovecharon las uvas para tomarlas la última noche del año.

2. BESOS EN ESTADOS UNIDOS
Los estadounidenses creen que no dar un beso justo después de las doce de la última noche del año asegura 365 días de soledad.

3. LAS LENTEJAS ITALIANAS
Símbolo de riqueza y dinero, un buen plato de lentejas no puede faltar en la mesa de ningún italiano durante la cena de Nochevieja.

4. DINAMARCA ROMPE LA VAJILLA
La tradición manda romper los platos tras la cena de Nochevieja. Curioso también el rito de saltar desde lo alto de una silla a las doce en punto.

5. ROPA INTERIOR ROJA PARA ATRAER EL AMOR
La tradición asegura que portando este color bajo la ropa no faltará el amor ni la pasión durante el nuevo año que comienza.

6. LUNARES FILIPINOS QUE TRAEN FORTUNA
En este país se asocian los topos con las monedas debido a su forma circular. También se vincula este tipo de telas a la buena suerte, por lo que las calles filipinas se visten de lunares durante el 31 de diciembre.

7. MONSTRUOS EN ESCOCIA
Edimburgo no se conforma con una única fiesta, «Hogmanay». Gaiteros, teatro callejero, fuegos artificiales… Un derroche de diversión.

8. «FIRST FOOTING» O EL ARTE DE LLEGAR EL PRIMERO
Esta costumbre inglesa consiste en ser el primero en visitar a familiares o amigos después de que hayan dado las campanadas de las doce de la noche. La persona que llegue antes a la casa de la celebración será la portadora de la buena suerte durante el resto del año. Debe ir acompañado de algún tipo de regalo –la tradición popular destacaba entre ellos dinero, pan o carbón– para asegurar que la familia no tendrá carencia de estos productos.

9. CARNAVAL EN CIUDAD DEL CABO
Un día después de Año Nuevo, las calles de Ciudad del Cabo se visten de arcoíris para pasear su «Tweede Nuwe-Jaar». Cientos de personas salen a disfrutar de la música, el colorido y las comparsas que transitan por las avenidas. Bailes, disfraces, comida típica…

10. TOQUE DE CAMPANAS NIPÓN
La tradición –que recibe el nombre de «joya no kane»– obliga a que durante la transición de Nochevieja a Año Nuevo se toquen hasta 108 veces las campanas de los templos budistas nipones. Con cada tañido del metal se esfuma uno de los 108 pecados que el ser humano tiene por defecto en la mente, evitando así caer en la tentación de llevarlos a cabo. Entre estos pecados estaría la ira, la envidia o el deseo.

11. FUNDIR PLOMO PARA VATICINAR EL FUTURO
En Alemania y Austria, conocido como Bleigieben, es costumbre quemar una figura de plomo sobre una cuchara con una vela hasta que se funda y verter el líquido en un cubo con agua fría. La forma que salga, mirando su sombra contra una pared, nos vaticinará nuestro futuro para el nuevo año.

12. TIRAR AGUA EN URUGUAY
Los uruguayos tiran un cubo de agua por la ventana durante la noche del 31 de diciembre para limpiar con él las malas vibraciones de la casa.

LA IDENTIDAD CORPORATIVA: LA CALIDAD DE LA IMAGEN LINGÜÍSTICA

¿Sabe que puede echar por los suelos la imagen de su empresa en tan solo un segundo? Un sitio web o un folleto informativo con errores ortográficos o gramaticales o un correo electrónico a un cliente extranjero mal traducido puede hacer que toda la inversión hecha en un producto se eche a perder por su mala imagen. La imagen que da la empresa a través de sus escritos debe ir estrechamente ligada a la buena calidad de aquello que se escribe. No puede permitir que una traducción hecha por “alguien que sabe inglés” le haga perder prestigio. Cuesta mucho posicionar una marca, un producto, un servicio entre los mejores del mercado para perder todo el esfuerzo invertido en una letra, tilde, palabra o frase. El contenido de todos sus mensajes debe ser ortográfica y gramaticalmente perfecto.

Cualquier persona relacionada con el mundo empresarial sabe cuán importante es mantener una buena imagen de la marca y lo difícil que es tener una identidad propia y diferente a la de los demás.

Esta imagen o identidad viene condicionada por diversos factores. Algunos de ellos podrían ser la calidad de lo que venden, los precios con los que trabajan o la gran variedad de productos que ofrecen a sus clientes. Pero no nos engañemos, no todo queda en el producto, hay otra parte muy importante: la imagen lingüística.

En Tradumots no podemos encargarnos de la calidad de su producto ni tampoco del diseño de su web pero lo que sí podemos hacer es asegurarnos de que la perfección lingüística forme parte de su identidad y aportar un soplo de internacionalización a su empresa ofreciéndoles traducciones de calidad. No se arriesgue a perderlo todo por un error lingüístico. Confíe en profesionales.

NAVEGANDO ENTRE PALABRAS

Cada lengua es una isla. No sabríamos nada del resto del archipiélago, ni del resto del mundo, si no fuera por los traductores; una tropa de navegantes dedicada a trasladar la cultura de una costa a la otra. Sin traductores, Harry Potter, por ejemplo, sería un extraño para nosotros, los relatos de las tierras nórdicas no resonarían entre nuestros pueblos y en el resto de islas no sabrían quién es Sancho Panza.Las buenas traducciones aspiran a parecersetanto al original que se vuelven indistinguibles, pero a la vez, cuanto más magistral es una traducción menos nos cercioramos de que detrás de cada obra escrita en otra isla hay un profesional de la traducción que habita entre nosotros.

Los traductores intentamos diariamente hacer de puente entre culturas, navegando entre palabras, superando retos constantes con inteligencia y creatividad, intentando colaborar así a un mundo sin fronteras lingüísticas.

Comunicar lo que se está cociendo dentro de una empresa, tanto a trabajadores como a colaboradores, clientes y proveedores externos, es vital para establecer una relación que refuerce los vínculos entre unos y otros. Unas buenas herramientas para conseguirlo son las newsletters o la publicación de artículos o noticias en la web corporativa con las cuales se da a conocer a todos los interesados las novedades relacionadas con el negocio o la entidad a la que pertenecen. Ahora bien, mientras que las newsletters van dirigidas a un público conocido con el que ya se tiene algún tipo de contacto, a los artículos que se cuelgan en internet puede acceder cualquier persona desde cualquier lugar del mundo.

Estas noticias, informaciones puntuales o artículos, abren una puerta al exterior que pueden llevar a cualquier empresa o institución a iniciar un nuevo proyecto en otro país o establecer colaboraciones enriquecedoras con otras entidades similares, de las cuales pueden nacer propuestas inspiradoras que ayuden a tirar adelante los proyectos pensados de manera local. Pero para que esto sea posible el lector debe poder acceder a esta información en su lengua materna o en una que comprenda.

Y aquí es donde entra en juego la importancia de la traducción, al menos en los idiomas de aquellos países en los que se pueda conseguir mercado, por proximidad o por consumo del producto o servicio que ofrece la empresa. Con las nuevas tecnologías ahora es posible establecer relaciones en la otra punta del mundo, con lo cual, la traducción se convierte más que nunca en una herramienta imprescindible para poder salvar la barrera idiomática y para conseguir que la conexión con todo el mundo sea posible.

MUJER, LENGUAJE Y TRADUCCIÓN

En las últimas décadas se han escrito muchos artículos sobre el género en el lenguaje, poniendo cierto énfasis en el uso de la traducción como arma para combatir el sexismo existente en el uso del lenguaje. Todos los procesos experimentan períodos de avance y de recesión. En el período actual, en que el feminismo es tan relevante en muchas esferas políticas en todo el mundo, y en que la traducción es un reconocido y valioso instrumento en las relaciones políticas, parece buen momento para reivindicar la relación entre mujer, lenguaje y traducción.

El lenguaje es una herramienta para transformar la realidad y, por lo tanto, puede ser utilizada como una herramienta política de transformación social. No se trata de ser más ni de hacer un uso del lenguaje como arma para la guerra de sexos, se trata de normalizar los usos cotidianos del lenguaje y, usando la razón, intentar normalizar la igualdad de géneros en todos los aspectos de la vida cotidiana. Se da mucha importancia a los hechos, pero las palabras son clave para este proceso. Es decir, si se nos hace muy difícil utilizar el masculino y femenino cuando nos referimos a un colectivo formado por personas de ambos géneros, la riqueza del lenguaje (en este caso de la lengua española) nos da la opción de usar una palabra que englobe el concepto total, es decir, «los niños y las niñas» lo podemos sustituir por «la infancia», «los hombres y las mujeres» lo podemos sustituir por «las personas», etc. Por lo que no hace falta caer en la trampa de usar el génerico masculino porque así se ha hecho toda la vida.

Como afirma Ban Ki-moon (Secretario General de las Naciones Unidas): «Los países en los que hay más igualdad de género experimentan un mayor crecimiento económico. Las empresas que cuentan con más líderes mujeres alcanzan mejor sus objetivos. Los acuerdos de paz que incluyen las mujeres son más duraderos. Los parlamentos que cuentan con más mujeres aprueban más leyes sobre cuestiones sociales clave como la salud, la educación, la lucha contra la discriminación y la manutención de la infancia. Las pruebas no dejan lugar a dudas: la igualdad de género supone progresos para todos.»